Diseño de interiores, estrategia y planeación de espacios

La planificación del espacio es un elemento fundamental del proceso de diseño de interiores. Comienza con un análisis en profundidad de cómo se va a usar el espacio. Luego, el diseñador elabora un plan que define las zonas del espacio y las actividades que tendrán lugar en esas zonas. El plan espacial también definirá los patrones de circulación que muestran cómo las personas se moverán a través del espacio. El plan finaliza al agregar detalles de todos los muebles, equipamiento y ubicación de accesorios.

Solemos pensar que el acto de diseñar ocurre cuando llega a nosotros la inspiración. Entonces mágicamente empiezan a aparecer líneas y colores en nuestra libreta de croquis o dispositivo electrónico hasta que queda un bosquejo de lo que será el proyecto final. 

Y aunque el momento en que nos sentamos a plasmar las ideas de diseño sobre un espacio interior es algo parecido a esto, la “inspiración” viene de tener una estrategia que nos ayude a planificar bien qué queremos hacer en nuestros espacios. 

Si buscamos el significado de la palabra estrategia encontramos que se refiere a saber cuáles son las acciones que te van a encaminar a un fin determinado. 

En el diseño de interiores esto implica tener información; conocer casos previos parecidos, sus aciertos y errores; saber qué es lo que quiere el cliente, cuáles son sus gustos, ideas y necesidades; cómo es el lugar que vamos a intervenir y por supuesto, todo el conocimiento sobre diseño de interiores que tengamos. 

5 Puntos a considerar al decidir cómo diseñar su habitación

  1. El desorden cierra el espacio, por lo tanto, edite su desorden para evitar bloquear la circulación y reducir el tamaño percibido de una habitación.
  2. La percepción del espacio se basa en el tamaño del cuerpo. En el diseño, los espacios de diferentes dimensiones se adaptan a personas de diferentes tamaños: la caja claustrofóbica de una persona es el acogedor nido de otra persona.
  3. Piense en el espacio en términos de volumen, por ejemplo: si se tratara de una pecera, si agrega en un sofá, araña, esculturas, estanterías, mesa, mesa de café, etc., desplazará parte del agua. Asegúrese de no sobrellenar el espacio.
  4. Planifique sus muebles con un dibujo a escala de su habitación o corte las formas de papel a medida y colóquelos en la habitación para encontrar la mejor disposición posible de muebles y accesorios.
  5. Asegúrese de que el pasillo de circulación a través de una habitación siga un camino fácil y económico desde la puerta a todas las demás áreas de actividad principales.

Con toda esta información en mente es ahora cuando podemos comenzar a planear cómo serán los espacios y justo cuando la creatividad y la funcionalidad deben de ir de la mano. 

Tener un concepto o idea de diseño es uno de los principales puntos de partida de un proyecto ya que éste es el elemento generador y la columna vertebral del proyecto en todos los sentidos. Con el concepto claro podemos ir determinando cómo será cada uno de los espacios a intervenir, su funcionalidad, materiales, colores, texturas, relación entre ellos y circulaciones, muebles, decoración, iluminación etcétera. Y para ello podemos hacer uso de croquis, dibujos y modelos por computadora, maquetas físicas y recorridos virtuales y hasta muestras de los materiales y colores que queremos usar. 

Como podrás darte cuenta el diseño de interiores es creatividad pero también estrategia y planeación. En IDAC del Valle tenemos un plan de estudios diseñado para que aprendas los pasos a seguir en la planeación y desarrollo de tus proyectos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola, ¿Puedo ayudarte?