Neuroarquitectura: emociones a través de los espacios

Se puede vivir la arquitectura prácticamente todos los días en nuestras actividades cotidianas, pasando la mayor parte del tiempo en edificios o en espacios interiores. Muchas veces los usuarios no logran encontrar la concentración y el desempeño suficiente o simplemente sentirse cómodos en los espacios. Es aquí donde entra la neuroarquitectura, como arquitectos y diseñadores de espacios, es fundamental y sumamente importante que la experiencia de los usuarios sea confortable y benéfica emocionalmente.


¿Qué es la neuroarquitectura y cómo podemos implementarla en nuestros proyectos?


Esta disciplina trata de entender cómo el espacio afecta a nuestro cerebro y en consecuencia, a nuestro estado emocional y comportamiento, por ejemplo, no es lo mismo un edificio cuya arquitectura y diseño inspira serenidad con otro que genera ansiedad. Este enfoque arquitectónico nos enlaza con la neurociencia y sus herramientas, como electroencefalogramas y sensores para medir la sudoración, con el fin de estimular determinadas sensaciones; es así que como profesionales podemos llegar a crear ambientes de felicidad y bienestar, aumentando la productividad y la calidad de vida, dependiendo los resultados de cada usuario.


Existen 5 elementos claves para hacer neuroarquitectura:


La iluminación

La luz natural ayuda a la concentración de las personas y genera un ambiente más amable que la luz artificial. Además, acerca a los individuos con el exterior de los espacios.


Áreas verdes

El contacto del ser humano con la vegetación ayuda a abrir la mente, aumenta la concentración y favorece la calma.


Los techos

La altura de los techos interviene en la concentración y actividades de las personas.


Los colores

Influyen y condicionan el estado de ánimo de las personas, por lo que es fundamental estudiar el efecto de las distintas tonalidades en nuestro cerebro y así emplearlos de la forma más eficiente.


Elementos arquitectónicos

Los ángulos o formas empleadas en los diseños arquitectónicos también tienen incidencia en el cerebro del ser humano.


Existen otros factores que se pueden considerar, como los materiales y texturas, los aromas, el control acústico, etc.
Hoy en día, en esta época de desasosiego, la tendencia se centra en encontrar espacios que nos generen sensaciones de calma y protección.

Conoce más factores de diseño en los diplomados y cursos que IDAC del Valle tiene para ti.

La Psicología del Color en el Diseño de Interiores

Diseñar un espacio implica muchos factores entre los que encontramos:  la distribución de espacios y circulaciones, la iluminación natural y artificial, la ventilación, los materiales, los muebles, las texturas y los colores. Y aunque intervienen varios factores más y todos son igual de importantes la elección de colores tiene un papel clave y te explicaremos por qué.

Los colores tienen la capacidad de alterar las propiedades visuales de los espacios de manera que pueden de brindar mayor iluminación a éste o por el contrario oscurecerlo, dar la sensación de amplitud o hacer que un espacio grande se reduzca y hasta sugerir texturas diferentes a la original. Por ello es importante conocer los efectos de cada color.

Pero más allá de esto los colores juegan un papel muy importante en nuestras respuestas anímicas y corporales, por lo que es importante conocerlas para poder hacer las propuestas de color que respondan mejor a lo que queremos comunicar o hacer sentir a quienes habitarán los espacios que diseñamos.

Así de manera general podemos plantear que los colores generan en nosotros las siguientes asociaciones y/o emociones:

  • Blanco: pureza, limpieza, amplitud, iluminación
  • Negro: elegancia, pero también muerte, luto
  • Amarillo: energía, alegría
  • Rojo: intensidad, pasión, violencia
  • Azul: productividad, tranquilidad
  • Verde: serenidad, salud, abundancia, naturaleza
  • Morado: Sensibilidad, misterio, espiritualidad, lujo

Sin embargo debemos tomar en cuenta que los significados y respuestas anímicas que le damos al color cambian también de forma general de acuerdo a la cultura, y de manera particular de acuerdo a las vivencias personales ya que solemos asociarlos a experiencias, lugares o elementos.

De tal manera que el blanco, color que en occidente asociaríamos más con la espiritualidad y la vida, en oriente es el que se emplea en ritos funerarios. Y el negro que para mucha gente es un color asociado a lo negativo para una persona en especial puede ser un color con el que identifique las cosas positivas en su vida por ciertas vivencias personales.

Por todas estas razones es muy importante ahondar tanto en la psicología como en la teoría del color así como en las tendencias en su uso para la arquitectura y las características del espacio que intervendremos. Pero mucho más aún en los gustos y vivencias de nuestro cliente, en lo que necesita del espacio a nivel emocional y en lo que los colores significan para él, para poder brindar así la mejor propuesta de paleta de colores.  

De esta manera tú como Arquitecto de Interiores tienes la facultad de otorgar grandes opciones en el manejo de color en los espacios habitables de tu cliente, así lograrás desarrollar tus proyectos de ambientación o remodelación. Si requieres asesoría profesional, recuerda que en IDAC del valle contamos con una gama de diplomados, cursos y talleres especializados en el mundo del interiorismo.

ARQUITECTURA EFÍMERA

Efímero, fugaz, breve… Son sinónimos que parecieran no calificar a la arquitectura que suele ser por el contrario duradera; casi perpetua, solo hay que pensar en las pirámides de Egipto que llevan algunos miles de años de ser testigos de la historia de la humanidad o las catedrales medievales que llevan siglos en pie. 

Sin embargo, por diferentes razones, a veces se necesita cubrir alguna necesidad arquitectónica solo por un periodo de tiempo específico y son los proyectos hechos para estos casos a lo que se conoce como arquitectura efímera. Aquí te presentamos algunos ejemplos: 

  • ARQUITECTURA PARA EXPOSICIONES O FERIAS

Fue en las exposiciones universales, que datan de mediados del siglo XIX, en donde la arquitectura efímera tuvo su auge pues cada país construía un pabellón para mostrar sus avances tecnológicos y científicos. Muchos de estos pabellones han sido y son verdaderas joyas arquitectónicas, tal es el caso del Pabellón de Alemania para la exposición de Barcelona diseñado por Mies van der Rohe, construido en 1929 y desmantelado un año más tarde. Sin embargo por ser un referente en la obra del arquitecto alemán se reconstruyó en los años 80 en su emplazamiento original. 

Arquitecto Mies van der Rohe

  • ARQUITECTURA DE EMERGENCIA

Esta tipología de arquitectura efímera debe cubrir la necesidad de vivienda de los desplazados, ya sea por crisis humanitarias o por desastres naturales, en el menor tiempo posible. El arquitecto japonés Shigeru Ban, ganador del premio Pritzker en 2014, es uno de los máximos representantes de esta arquitectura con su innovador uso de materiales y su acercamiento social al diseño logrando ayudar a víctimas de desastres en lugares como Japón, Turquía o Haití. 

Arquitecto Shigeru Ban

Y específicamente en el interiorismo también tenemos algunas categorías que se engloban dentro de lo efímero por el breve tiempo de vida de estos proyectos: 

  • ARQUITECTURA PARA ESPACIOS COMERCIALES 

Los espacios comerciales, al requerir constantes cambios para llamar la atención de los clientes, son un laboratorio de experimentación y creación para muchos arquitectos que se han especializado en esta área, especialmente en el diseño de stands y escaparatismo.

  • ARQUITECTURA DE ESCENOGRAFIA

En las puestas en escena, la arquitectura y el interiorismo juegan un papel importante ya sea para teatro, cine o televisión pues, es a través de la escenografía, que se crea el entorno que dará cabida y hará creíble lo que suceda. En México uno de los más grandes escenógrafos, es el arquitecto Alejandro Luna quien tiene en su haber más de 300 trabajos alrededor del mundo.

Arquitecto Alejandro Luna

  • ARQUITECTURA PARA LOS MUSEOS

El montaje de una exposición requiere del manejo del espacio, las circulaciones, la iluminación y la creación de un ambiente que permita la mejor apreciación de los objetos a exponerse. Es ahí cuando los arquitectos especializados en museografía, hacen gala de su creatividad.  El Museo Nacional de Antropología e Historia en sus exposiciones temporales es una clara muestra del trabajo museográfico que se lleva a cabo en nuestro país. 

Como podrás ver, la Arquitectura Efímera es un campo de trabajo muy basto para los Arquitectos y en IDAC contamos con materias especializadas en el tema para que puedas desarrollarte en esta área. Conoce nuestros planes de estudios.