La Arquitectura Bioclimática, una opción para aminorar el cambio climático

Ante la problemática del calentamiento global y las consecuencias que éste desata la arquitectura tiene una solución: adaptarse en lugar de imponerse al lugar donde se erige.


Actualmente el calentamiento global es uno de los problemas más preocupantes que existen, pues ha causado el derretimiento del hielo de los polos y el crecimiento del nivel de los océanos, aumentando la aparición de fenómenos meteorológicos más violentos como sequías, incendios y la muerte de especies animales y vegetales; realidad causada, entre otros factores, por la industria y la manipulación del entorno que hace el hombre en su beneficio.


Para ayudar a revertir esta situación la arquitectura bioclimática propone una serie de acciones que podemos implementar para aminorar el impacto ambiental que se genera por la construcción y el consumo de energía.


El concepto se refiere a incorporar desde las primeras etapas de diseño y construcción de edificios, estrategias y recursos; estudiando las condiciones climáticas de la región o país en que se está construyendo, considerando el aprovechamiento de los recursos naturales disponibles (sol, viento, vegetación, lluvia). Los principios de la arquitectura bioclimática funcionan no solo como una forma para ahorrar energía, sino también contribuyen al confort y la percepción de bienestar que como personas podemos tener en los espacios.


Algunos de estos principios son:


La orientación: se analiza la posición del sol para aprovechar al máximo la luz solar.
Soleamiento y protección solar: hay que permitir el ingreso del sol en ambientes interiores o espacios exteriores donde se busque alcanzar el confort higrotérmico.
Aislamiento térmico: la principal función es retener el calor o impedir su entrada dependiendo de la estación del año.
Eliminación del calor que se acumula en verano en el edificio al entorno circundante mediante medios naturales.
Aprovechamiento climático del suelo: Se pueden enterrar tubos, de tal manera que este aire acaba teniendo la temperatura del suelo.


Un proyecto de arquitectura bioclimática que ejemplifica todas las consideraciones mencionadas es el de: “Las Caléndulas”: viviendas bioclimáticas en Jun (Granada). Las Caléndulas es un conjunto de 25 casas ecológicas cuyo diseño responde a los principios bioclimáticos: orientación de las estancias vivideras hacia el Sur; cubierta ecológica aljibe que actúa como aislamiento térmico y acumulador de calor; fachadas diseñadas según orientación; minimización del perímetro de la vivienda; ventilación cruzada; protecciones solares en ventanas; patio interior para introducción de radiación solar directa en estancias, etc. Además, utiliza materiales sostenibles, energías renovables, sistemas de reciclaje de agua. Lo que permite la máxima calificación energética y un ahorro de consumo eléctrico de hasta un 70% y en agua de hasta un 35%, con respecto a una vivienda convencional.


Si como arquitecto quieres contribuir a frenar el deterioro ambiental puedes especializarte en diseñar proyectos como el de Las Caléndulas con la Maestría en Diseño Bioclimático y Sustentabilidad que IDAC tiene para ti. Conoce nuestro plan de estudios.

La fábrica en la mente del arquitecto Ricardo Bofill

Fallece el 14 de Enero del 2022 el Arquitecto Ricardo Bofill Leví a los 82 años por COVID, informó su despacho RBTA.

Bofill fue uno de los arquitectos españoles más reconocidos en el ámbito internacional y acumuló una larga trayectoria en los campos de la arquitectura, el diseño y la planificación urbana.

Entre sus obras de diseño urbano figuran la Place de l’Europe de Luxemburgo, el proyecto de la Nueva Castellana de Madrid, el barrio Antigone en Montpellier (Francia), la Nueva Bocana del puerto de Barcelona o la remodelación y ampliación del aeropuerto de la capital catalana, donde también proyectó el Teatre Nacional de Catalunya y el Hotel Vela. El autor del también emblemático edificio Walden 7 de Sant Just Desvern (Barcelona) será recordado por su arquitectura visionaria e innovadora.

Bofill deja una amplia y variada producción arquitectónica, así como numerosos proyectos en curso. Desde sus innovadores conjuntos de vivienda colectiva de sus primeros años, como los edificios Walden 7 y la Muralla Roja, hasta infraestructuras como el Aeropuerto de Barcelona, la sede corporativa de Shiseido Ginza en Tokio y la de Cartier en París, y proyectos más recientes como la Universidad Mohammed VI, con sedes en Ben Guerir y Rabat, Ricardo Bofill destacó desde sus inicios por cuestionar el pensamiento dominante en arquitectura.

De esa filosofía surgió una ingente producción, integrada por alrededor de mil obras en cuarenta países, muy variada en sus formas estilísticas, que procuraban adaptarse al entorno y mantener un fuerte componente de innovación y riesgo.

Ricardo Bofill fundó en 1963 el Taller de Arquitectura con un equipo multidisciplinar formado no solo por arquitectos, sino también por otros profesionales y artistas, como el crítico literario Salvador Clotas, el poeta José Agustín Goytisolo o la economista Julia Romea.

Ese espíritu transversal se mantiene hoy en día, con sus dos hijos, Ricardo Emilio y Pablo, al frente de la oficina desde hace ya unos años, que lideran un equipo de más de cien profesionales de treinta nacionalidades que actualmente desarrollan numerosos proyectos.

Para despedir a Ricardo Bofill, se celebró un acto en el que amigos, allegados y admiradores de su arquitectura acudieron a la emblemática sede del estudio para rendir homenaje al arquitecto, anunció el despacho RBTA.

¿Qué es un estudio de arquitectura?

Podemos definir que un estudio de arquitectura es el espacio donde un arquitecto creará sus obras de artes, éste deberá ser cómodo, agradable y contar con todo lo necesario para que se puedan realizar diseños sin ningún tipo de problema.

Un arquitecto es un profesional que se encarga de diseñar y supervisar proyectos de construcción desde el inicio hasta su fin. Sus funciones son amplias, ya que este es el encargado de la planificación estratégica y la puesta en marcha del proyecto.

En una oficina de arquitectura encontrarás una serie de profesionales que le darán vida al proyecto que tienes en mente. Esta área de trabajo debe ser armónica y contar con espacio suficiente para realizar allí todas las tareas necesarias de forma óptima

Actividades que se realizan en un estudio de arquitectura

Una firma de arquitectura ofrece una variedad de servicios de diseño, desde la elaboración de planos para una remodelación hasta el diseño de una estructura desde cero para un cliente.

Algunas de las actividades que se realizan frecuentemente en un estudio de arquitectura son:

  • Reuniones con clientes potenciales, así como con otros especialistas del área como ingenieros, proyectistas, paisajistas y más.
  • Contratación y control del equipo de trabajo (obreros, albañilería, etc.)
  • Encargo y distribución de materiales para la obra.
  • Elaboración de planos (digitales o manuales).
  • Presentación del proyecto a clientes y otros colegas.
  • Deliberación y confección de planos y presupuestos.
  • Supervisión y dirección las obras.
  • Realización y ordenamiento de los trámites necesarios para la obra.
  • Realización de informes relacionados con el proyecto.
  • Trámites administrativos como pagos de impuestos, pagos de personal, etc.
  • Dar manejo a redes sociales y páginas web del estudio.

Servicios de un estudio de arquitectura

Los servicios que presta un estudio de arquitectura en general son: diseño de proyectos edificios (pueden ser comerciales, residenciales, rurales, entre otros) paisajismo, urbanismo y diseño interior. Muchos estudios de arquitectura se especializan en diferentes tipos de proyectos.

Estamos seguros en IDAC del Valle que al egresar de la licenciatura podrás incorporarte a los mejores estudios de Arquitectura o si prefieres crear tu propio estudio de arquitectura, podrás darte cuenta que obtuviste los mejores conocimientos para convertir tu estudio en uno de los mejores.

Así que ya lo sabes estás a un paso de convertir tu creatividad en una marca registrada y crear o formar parte del mejor estudio de Arquitectura.

Vida y muerte del Arquitecto mexicano Carlos González Lobo

Espacio máximo, coste mínimo, el trabajo de Carlos González se destacó por el desarrollo de viviendas para los sectores más pobres de la comunidad.

Este lunes 12 de abril se dio a conocer el fallecimiento del arquitecto mexicano Carlos González Lobo, uno de los principales exponentes de la arquitectura social y participativa en el país.

Fue egresado de la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); institución en donde también obtuvo una Maestría y un Doctorado. Además, en 1995 se le otorgó el título de Doctor Honoris Causa por la Escuela de Diseño de la Universidad de Rhode Island.

Carlos González Lobo es de los arquitectos que en la práctica profesional construyó viviendas habitables para los pobladores pobres, retomando siempre en su discurso, otros discursos paralelos, encaminados en construir para esa inmensa capa emergente de pobladores pobres.

Su trabajo ha sido reconocido en diversas ocasiones como lo son el Pabellón de México en la Bienal de Venecia 2016 en donde en conjunto con María Eugenia Hurtado, fueron invitados especiales para exponer sus aprendizajes y estrategias sobre la autoconstrucción y participación en los pueblos damnificados del río, “El Fuerte” a principios de los años noventa.

El legado del arquitecto Carlos González Lobo trazó el rumbo de diversas prácticas e investigaciones contemporáneas que buscan hacer de la arquitectura una disciplina que se erige desde la participación comunitaria. 

La trayectoria de González Lobo se caracterizó por el lema ‘Espacio máximo, coste mínimo’; a través del cual se dedicó al apoyo a los sectores más pobres de la comunidad con vivienda popular. Esto mediante el apoyo solidario a los grupos pro-vivienda, tanto en la ciudad como en las zonas rurales.

Entre sus aportaciones encontramos sistemas constructivos de cubiertas y bóvedas con tecnologías alternas, diseños para el uso y reciclamiento de agua y de viviendas en semilla. En el ámbito urbano destacan sus propuestas de lotificación que permiten la densificación cuidando siempre las condiciones de habitabilidad.

Asimismo, tras el sismo de 1985 participó en la reconstrucción de la zona centro de la Ciudad de México; en la que se construyeron 350 viviendas en 60 vecindades. Lo anterior por medio de un proceso de autoconstrucción participativa, con tecnologías apropiadas y recursos de apoyos internacionales.

También encabezó la reconstrucción de poblados tras la crecida del río, “El Fuerte” en Ahome, Sinaloa en 1991-1992; en que se dotó de vivienda a 1,450 familias y el equipamiento comunitario de soporte. De igual manera, de 1999 a 2005, colaboró en la construcción de los barrios Tierra Nueva VI y VII, en Ciudad Juárez. En esa zona se construyeron 2,500 viviendas de bajo costo, y mediante la participación comunitaria.

Creador de una teoría accesible, entre sus logros está el de enseñar a los pobladores como construir su propia iglesia, cuenta con vitrales hechos con botellas de vidrio, después de años los pobladores le confesaron que habían vendido el modelo a varias localidades y su reacción fue romper en llanto afirmando que se había logrado su objetivo y este era que, la arquitectura fuese accesible para todos, hoy en día 2 de esos trabajadores que construyeron la iglesia ya son jefes de obra de distintas construcciones gracias a los conocimientos compartidos por el arquitecto.

Autor de numerosos libros y artículos especializados en vivienda y tecnología e historia de la arquitectura, entre los que destacan el libro “Vivienda y ciudad posibles” y es coautor con Eladio Dieste del libro “Architettura, Pertecipazione Sociale e Tecnologie Appropriate”.  

Por último el Arquitecto González Lobo fue miembro de número de la Academia Nacional de Arquitectura de México; de la Comisión Nacional de Monumentos Artísticos del INBAL; de la Sociedad Mexicana de Planificación; de la Asociación Arquitectura Vernácula y Patrimonio; del ICOMOS México; Seminario de Arquitectura Latinoamericana, jurado para el Premio Nacional de Ciencias y Artes nominado por la ANUIES, entre otras instituciones.

La Arquitectura mexicana y el Pritzker

El premio Pritzker es el galardón más importante en el campo de la arquitectura a nivel mundial desde hace 40 años y es otorgado a una arquitecta o arquitecto vivo cuya obra construida, “ha producido consistentes y significativas contribuciones a la humanidad a través del arte de la arquitectura”, según explica la organización.

Al hablar del Premio Pritzker lo primero que viene a la mente es un listado de grandes arquitectos que mediante sus edificios han contribuido al avance de la arquitectura universal. Una de las principales características de los arquitectos y arquitectas ganadores del premio Pritzker, es que tienen obras en varias partes del mundo.

Prestigiosos ganadores de este premio han aportado a la arquitectura mexicana con proyectos que han dejado huella en México. Considerado como el Nobel de la Arquitectura, hasta ahora Luis Barragán es el único mexicano que lo ha obtenido.

Desde hace varios años, México se ha convertido en un punto de reunión de premios Pritzker, grandes arquitectos han dejado su huella mediante diversos proyectos, algunos en fase de diseño, en marcha o ya concluidos.

De los arquitectos ganadores que han compartido en México sus obras son:

Luis Barragán

Comenzaremos este listado con el único mexicano ganador del premio. Uno de los más importantes en la historia de la arquitectura mexicana y del mundo. Barragán fue merecedor del prestigioso reconocimiento en 1980 por su Casa Estudio Luis Barragán (construida en 1948), la cual aún se encuentra en el barrio de Tacubaya, al poniente de la Ciudad de México, durante muchos años fue su residencia y taller, luego de la Segunda Guerra Mundial.

Esta casa que refleja el estilo arquitectónico de Barragán durante el periodo de la guerra, hoy está habilitada como un museo y ha sido declarada como Patrimonio Cultural Mundial por la Unesco. Según el organismo: “es una obra maestra dentro del desarrollo del movimiento moderno, que integra en una nueva síntesis elementos tradicionales y vernáculos, así como diversas corrientes filosóficas y artísticas de todos los tiempos”.

En la ocasión en que el arquitecto oriundo de Guadalajara fue merecedor al Premio Pritzker, el empresario norteamericano y organizador del reconocimiento, Jay Pritzker, elogió su obra calificándola “como un acto sublime de imaginación poética”.

Tadao Ando

El arquitecto japonés ganador del Pritzker en 1995 ha construido 2 obras en suelo mexicano. En 2013 se inauguró su proyecto, el Centro Roberto Garza Sada, ubicado en la Universidad de Monterrey.

Este edificio de 6 niveles alberga salones para Arte, Arquitectura y Diseño, con capacidad para 300 estudiantes. El edificio cuenta con un vacío que configura una apariencia retorcida, al tiempo que crea una gran entrada para quienes entran a él.

“La puerta de la creación”, como Tadao Ando llamó al pórtico excavado en este volumen, es un gesto poderoso, lleno de mística y luz, característica fundamental de su arquitectura.

Toyo Ito

El arquitecto japonés Toyo Ito ganó el premio Pritzker en 2013 al proyectar la construcción del Museo Internacional del Barroco de la ciudad de Puebla. Su inauguración fue en el 2016.

Admirador del arquitecto mexicano Juan O ‘Gorman y autor de la emblemática Torre de los Vientos, es otro arquitecto japonés ganador del Pritzker.

Para Gustavo López, «Toyo Ito es un arquitecto que tiene una gran sensibilidad para imaginar y conceptualizar la arquitectura de maneras diferentes y ricas, que incorpora muchos elementos simbólicos».

“Es un acercamiento más experimental en cuanto a la forma, hay una búsqueda constructiva, por decirlo así, un poco más barroca, donde especula más en la forma, donde se manejan conceptos de envolvente de una forma más compleja».

Richard Meier

El arquitecto Richard Meier fue galardonado con el Pritzker en 1984 y cuenta con cuatro proyectos de arquitectura en México. El más relevante es Torres Reforma, un desarrollo de dos edificios, de 40 y 27 pisos cada uno, unidos por una base.

Considerado uno de los arquitectos estrella del siglo XX en activo, ha sido, sobre todo, un arquitecto de casas y de museos. Entre estos últimos figuran el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, MACBA, y la Fundación Getty de Los Ángeles. Aunque él insiste en que no tiene un sello propio, sus edificios son claramente reconocibles por su estilo ordenado y, sobre todo, por el uso del blanco, un color que para él encarna la expresión más pura de la arquitectura moderna.

A sus 86 años, Richard Meier sigue sorprendiendo con edificios únicos, como La Nueva Torre Residencial de Lujo que firma en Taiwán. Ocupando un lugar destacado en el distrito de Xin-Yi, el corazón cultural y financiero de Taipei, la torre de uso público cuenta con 31 plantas.

Para esta nueva aventura, el arquitecto ha recurrido a algunos de sus «básicos»: una fachada con una cadencia rítmica, interiores con proporciones sublimes y un exterior blanco que brilla con el sol de Taipei. Como no podía ser de otra forma, el arquitecto norteamericano se mueve también en parámetros de sostenibilidad e intenta firmar proyectos respetuosos con el medio ambiente, siempre con un estilo inconfundible.

Zaha Hadid

Para cerrar con un broche especial, no hay mejor forma de hacerlo que mencionando a Zaha Hadid, considerada una arquitecta deconstructivista iraquí (aunque pasó la mayor parte de su vida en el Reino Unido). En el año 2015 se convirtió en la primera mujer en recibir la Medalla de Oro del RIBA (el colegio de arquitectos británico).


Antes de morir de forma sorpresiva en marzo de 2016, Zaha Hadid diseñó una elegante torre de más de 50 niveles, lo que la convertirá en la más alta de la Ciudad de México en el rubro residencial.

La torre parece desdoblarse desde la base para dar forma a 3 volúmenes. Con apartamentos de entre 80 y 180 metros cuadrados, aprovechó su cercanía con el parque La Mexicana, con el que se conecta mediante un puente.

Zaha trabajó otros dos proyectos en México: Esfera City en Monterrey, otro desarrollo residencial de 981 unidades, y Alai, un conjunto de 7 torres en Cancún. De estas dos últimas obras, se ignora si algún día serán construidas.

Está por demás decir que, la arquitectura para muchos de sus practicantes está hecha de vivencias y experiencias según lo describen.

En IDAC del Valle nos comprometemos a transmitir los conocimientos y las bases para que tú construyas tu propio estilo. Nuestro objetivo principal, es ser los facilitadores de las experiencias de nuestro claustro de profesores hacia los alumnos, con la finalidad de crear una postura e ideología en beneficio de la sociedad y en particular de la arquitectura mexicana, es por ello y muchas cosas más que te invitamos a conocer más del Instituto a través de nuestros canales de comunicación y así descubras la magia de formar parte de nuestra gran familia de arquitectos.