Peter Saville

Peter Saville es el diseñador responsable de algunas de las portadas más icónicas del siglo XX. Fue uno de los fundadores de la mítica Factory Records, una de las disqueras que más han influido para llevar los mensajes de las subculturas al mainstream.

El primer diseño de Peter Saville para Factory fue un poster para un evento en “The Hacienda” que no pudo ser publicado a tiempo. Sin embargo, su estilo gráfico agradó a Tony Wilson quien lo mantuvo en la disquera como parte esencial del equipo, recomendándole el diseño del logotipo. El trabajo de Saville está influenciado por las vanguardias europeas de principios del siglo XX y la industrialización de las ciudades inglesas. A la vez que retoma elementos de la bauhaus o del suprematismo, el diseñador incorpora elementos industriales como el suaje y la producción en serie a sus diseños.

Peter Saville posee una tremenda capacidad para destilar la cultura contemporánea en un formato visual con sentido y siempre se acerca a través de su propia personalidad. Desde Factory Records fue responsable de la imagen de Joy Division o New Order. Bernard Sumner, guitarrista del grupo, cuenta en su autobiografía que le dio a Saville una ilustración del diagrama de las señales del primer sónar que encontró en una enciclopedia para que hiciera algo parecido. A partir de esa imagen se desarrolló la cubierta más afamada de Joy Division y el trabajo de Saville comenzó a cobrar una inesperada proyección e influencia con resultados artísticos considerables. Así lo demuestran las exposiciones que se organizan alrededor de sus diseños y de su obra gráfica en museos y galerías de arte. 

En la mítica portada de “Power, corruption and lies”, se retoma una obra de Henri Fantin-Latour para reencuadrarla y añadirle una prueba de color en la esquina superior derecha. La prueba de color estaba cifrada a partir de un código de color impreso en la contraportada. 

Cuenta la anécdota que cuando Factory solicitó permiso para fotografiar la obra, resguardada en la National Gallery de Londres, el director de la institución se rehusó afirmando que el cuadro pertenecía al pueblo de Gran Bretaña, a lo que Saville respondió: “Pues ahora el pueblo lo reclama”.

Su carrera no se termina con las covers para grupos de música; también ha trabajado en logos tan reconocibles como el de Calvin Klein. 

Nunca se ha dejado de pensar que los diseñadores gráficos son artistas tan valiosos e innovadores como los mejores creadores plásticos. Saville, junto a Neville Brody, representa lo mejor de esa especie de genios autodidactas que han convertido en belleza tangible su fértil imaginación gráfica.

En IDAC del Valle, queremos que tú descubras tu estilo y lo explotes en la industria que más te gusta, ¡El mundo necesita tu creatividad! Descubre cómo impulsarla estudiando tu Licenciatura en Diseño Gráfico, Web y Contenidos Digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola, ¿Puedo ayudarte?