El Diseño y la psicología

Muchos piensan que diseñar es fácil y que solo es cuestión de agregar una buena foto y texto con que comunicar, pues la realidad es otra, ya que, los diseñadores tenemos el arduo trabajo de cuidar el diseño y a su vez comunicar, comprender la psicología en el diseño, tratar el comportamiento de las personas y trasmitir lo que se quiere lograr.

Es una habilidad que te permite comprender la mente del consumidor, analizar este método para saber los gustos del cliente y complementar en el diseño.

¿Qué es la psicología del diseño?

El nombre de psicología del diseño no tiene mucho misterio, puesto que viene a decir lo que es: la psicología aplicada al campo del diseño. Pero, ¿qué relación puede haber entre la psicología y el diseño de marcas y objetos? Realmente mucha, y de hecho se podría decir que la psicología del diseño ha estado enormemente implicada a la hora de tomar decisiones tan importantes como es la de escoger cuál va a ser la carta de presentación de una marca, esto es, su propio logo.

La psicología del diseño parte de una realidad que es indudable: todos los objetos con los que interactuamos, incluso por medio de lo visual, nos evocan unas sensaciones y percepciones. Los colores, las formas, la tipografía de la letra, el tamaño del objeto y la simetría son aspectos que influyen enormemente en cómo nos sentimos, algo que no es nada nuevo y que el mundo de las bellas artes lo tiene muy claro.

Existe una rama de la Psicología denominada “Psicología Cognitiva”, está compuesta por todo lo que nos incorpora conocimiento y nos da cuenta del entorno en el que vivimos. El concepto de memoria como construcción, esto significa que el hombre, que constantemente está adquiriendo saberes, no los deposita ni los guarda, al contrario de esto, a medida que adquiere los saberes se va construyendo más como persona.

Las emociones que se crean son las sensaciones estimuladas por la belleza o por el sentido de buena estética que nos da una sensación inconsciente de “conexión natural” y empatía.

Dentro de una investigación en relación a la psicología del diseño, la percepción visual es un proceso que extrae la información percibida por el ojo, mediante formas que opera el sistema visual, distinguiendo entre fondo, figuras, tamaños, colores, grupos etc. Viene también como una interfaz, que permite acoplar aquellos elementos que puedan definir la simetría, el equilibrio, el contraste de las imágenes.

Trasladando el poder de la belleza visual al mundo de lo comercial y el márketing, los comerciantes y las empresas encuentran en la psicología del diseño un potente aliado. Sabiendo cómo deben hacer un logo, diseñar un objeto o promocionar uno de sus servicios, en su publicidad pueden explotar la sentimentalidad de la audiencia para convencerle de que tienen una necesidad. Un buen diseño puede generar sentimientos, y esos sentimientos son los que consiguen que alguien tenga la necesidad de comprar algo que, objetivamente, no necesitaba.

Tomando toda esta información podemos entender un poco más sobre la comprensión del diseño y la investigación visual que podemos obtener a través de muchos factores, ya sea culturales y sociales para crear la comunicación visual. Si requieres asesoría profesional, recuerda que en IDAC del Valle contamos con una gama de diplomados, cursos y talleres especializados en el mundo del Diseño Gráfico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola, ¿Puedo ayudarte?